La diabetes aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca más en las mujeres

La diabetes no solo se asocia con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca, sino también con un mayor riesgo de muerte después del diagnóstico. Según una nueva investigación en Diabetologia, el peligro aumenta más en las mujeres que en los hombres, sobre todo en la tipo 1 donde las probabilidades son de casi un 50% mayores.

Puesto de carne en un mercado de Lima, Perú.


Escuchar la noticias



La diabetes confiere un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca en las mujeres que en los hombres, según una nueva investigación en Diabetologia (la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes). La diabetes tipo 1 se asocia con un 47% de exceso de riesgo de insuficiencia cardíaca en las mujeres en comparación con los hombres, mientras que la diabetes tipo 2 tiene un 9% de riesgo mayor de insuficiencia cardíaca en las mujeres que en los hombres.

Actualmente se asume que la diabetes y la insuficiencia cardíaca son situaciones que a menudo concurren. La diabetes no solo se asocia con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca, sino también con un mayor riesgo de muerte después del diagnóstico; y la insuficiencia cardíaca es la segunda forma más común de enfermedad cardiovascular en personas con diabetes tipo 2, más que un infarto o un ictus. Y, además, hay buenas noticias: se espera que aumente el número de personas con insuficiencia cardíaca, lo que hace que la prevención y el tratamiento precoces sean esenciales.

La evidencia acumulada sugiere que existen considerables diferencias sexuales en el aumento del riesgo de una variedad de enfermedades cardiovasculares asociadas con la diabetes. Los análisis anteriores han demostrado que la diabetes confiere un mayor riesgo de enfermedad coronaria (cardiopatía coronaria) y accidente cerebrovascular, así como de otras complicaciones no cardiovasculares, como demencia y cáncer, en mujeres en comparación con hombres.

Este estudio, realizado por Toshiaki Ohkuma, del Instituto George para la Salud Global en la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), y Sanne Peters del Instituto George para la Salud Global en la Universidad de Oxford (Reino Unido) examinó las posibles diferencias de sexo en el mayor riesgo de insuficiencia cardíaca asociada a la diabetes.

El estudio incluyó estudios de cohortes observacionales de la base de datos PubMed. De los 5.991 artículos identificados originalmente, 14 proporcionaron datos utilizables para las diferencias de sexo en la asociación entre la diabetes y el riesgo de insuficiencia cardíaca. Dos de estos incluyeron datos sobre diabetes tipo 1: 2 cohortes que proporcionaron resultados para 3.284.123 individuos y 95.129 eventos. Los datos sobre la diabetes tipo 2 y la insuficiencia cardíaca estaban disponibles en 13 estudios, con 47 cohortes que incluían 11.925.128 individuos 249.560 eventos de insuficiencia cardíaca.

La diabetes tipo 1 se asoció con un riesgo 5,15 veces mayor de insuficiencia cardíaca en las mujeres y un riesgo 3,47 veces mayor en los hombres, lo que significa un 47% más de riesgo relativo de insuficiencia cardíaca en las mujeres en comparación con los hombres. La diabetes tipo 2 se asoció con un riesgo 1.95 veces mayor de insuficiencia cardíaca en las mujeres y un riesgo 1.74 veces mayor en los hombres, lo que significa un riesgo relativo en exceso del 9% de insuficiencia cardíaca en las mujeres en comparación con los hombres.

Los autores sugieren varias explicaciones potenciales para el aumento del riesgo excesivo de insuficiencia cardíaca en mujeres con diabetes. En primer lugar, señalan que la diabetes puede conferir un mayor riesgo de CHD en las mujeres que en los hombres: la CHD es una causa importante de insuficiencia cardíaca en las personas con diabetes tipo 2 y el riesgo excesivo de CHD asociada con la diabetes ha demostrado ser mayor en las mujeres. En segundo lugar, las diferencias sexuales en el manejo de la diabetes podrían sustentar estas asociaciones, ya que históricamente las mujeres han tenido un control de azúcar en la sangre más pobre que los hombres.

Otra posibilidad es que el tratamiento insuficiente para las mujeres con diabetes puede contribuir al desarrollo de la miocardiopatía diabética (enfermedad del músculo cardíaco que hace que se vuelva gruesa o rígida).

Otra causa potencial de la diferencia es la variación en los niveles altos de azúcar en la sangre prolongados antes del diagnóstico completo de diabetes, conocido como "prediabetes", entre hombres y mujeres. Este período puede ser hasta dos años más largo en las mujeres y está asociado con disfunción cardíaca. Finalmente, otros factores de riesgo cardiovascular, nuevamente reportados como más altos en las mujeres con diabetes que en los hombres, pueden explicar el mayor exceso de riesgo en las mujeres.

En cuanto al tipo de diabetes, se observó que el riesgo en exceso en las mujeres era mayor para el tipo 1 en comparación con el tipo 2. La razón de esta diferencia no está clara, pero los autores sugieren que esto puede explicarse en parte por las diferencias de sexo mencionadas anteriormente en el estudio.

El exceso de riesgo de insuficiencia cardíaca después de un diagnóstico de diabetes es alto en ambos sexos, pero significativamente mayor en las mujeres que en los hombres, concluyen los autores, «destacando la importancia de la prevención y el tratamiento intensivos de la diabetes tanto para las mujeres como para los hombres». Hacen hincapié en la necesidad de más investigación, para comprender los mecanismos que respaldan este exceso de riesgo en las mujeres (especialmente para la diabetes tipo 1) y «para reducir la carga asociada con la diabetes en ambos sexos».



Gentileza: ABC




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno