Nueva York planea despedirse de los teléfonos públicos
y reemplazarlos con estaciones de Wi-Fi

Miles de cabinas tradicionales serán sustituidas por pilares que proveerán conexión inalámbrica gratuita a la ciudad. Ofrecerán también llamadas locales sin cargo, cargadores para celulares y, equipadas con una pantalla táctil, funcionarán como centrales de consulta.

Los pilares estarán equipados con pantallas "touch", ofrecerán llamadas gratuitas, consultas y hasta permitirán la carga de celulares.

Los teléfonos públicos en las calles de Nueva York se convertirían en cosa del pasado si se concreta un plan anunciado el lunes que contempla reemplazarlos con puntos de acceso de Wi-Fi con capacidad para llamadas a todo el país y para cargar teléfonos.

El alcalde Bill de Blasio dijo que LinkNYC, un plan propuesto por un grupo de compañías que agrupan bajo el nombre de CityBridge, fue seleccionado para reemplazar el viejo sistema de teléfonos públicos. Unos 10.000 dispositivos se colocaran en los cinco distritos de la ciudad a partir del próximo año, si la Comisión de Franquicias y Concesiones aprueba el plan.

Según destacó CityBridge, los puntos de LinkNYC ofrecerán velocidades de conectividad inalámbrica de hasta 1Gbps, con lo que el sistema será "la implementación de Wi-Fi municipal gratuita más rápida y grande en el mundo".

Esos dispositivos tendrían, además del Wi-Fi, pantallas táctiles para acceso a agencias municipales y pantallas digitales para la colocación de anuncios y publicidad.

Los dispositivos reemplazarían unos 8.400 teléfonos públicos en 6.452 puntos de la ciudad. Los únicos teléfonos públicos que quedarían serían tres casetas en la zona del Upper West Side que se conservarían como parte de la historia de la ciudad.

En 2012, las compañías Titan (que forma parte del consorcio CityBridge) y Van Wagner habían comenzado a instalar routers en algunas cabinas de teléfono en la Gran Manzana para proveer Wi-Fi. Sin embargo, los retiraron recientemente, luego de que se revelara que podían levantar datos de locación de usuarios.

De Blasio dijo que el plan no costará nada a los contribuyentes y que el dinero de la implementación del proyecto vendrá de la publicidad. El gobierno municipal indicó que los ingresos por concepto de publicidad llegarían a 500 millones de dólares en los próximos 12 años.

De Blasio dijo que el sistema ampliaría el acceso a la banda ancha.

"Con esta propuesta para la mayor y más rápida red municipal de Wi-Fi del mundo —accesible y gratis para todos los neoyorquinos y visitantes por igual— vamos a dar un paso crítico hacia una ciudad más igualitaria, abierta y conectada", dijo.

CityBridge está conformada por compañías como Qualcomm, Comark, Control Group y Titan. El gobierno municipal dijo que el consorcio se ha comprometido a fabricar los dispositivos en la ciudad y que se espera que el programa LinkNYC genere hasta 150 empleos en manufactura, tecnología y publicidad, así como 650 empleos de apoyo.

 
 

Gentileza: Infobae