El Distrito Tecnológico, un hub de innovación en América Latina

Fue creado hace casi 12 años con el fin de desarrollar la zona Sur de la ciudad de Buenos Aires. Ubicado en los barrios de Parque Patricios y Pompeya, el Distrito Tecnológico reúne hoy a más de 260 empresas de la industria TIC y trabajando en ellas cerca de 11 mil personas.

Empresas de la industria TIC dan empleo a cerca de 11 mil personas.


El año pasado, la industria del software aumentó sus ventas totales en un 36,2% en pesos y generó cerca de 7000 nuevos puestos de trabajo, según estadísticas de la Cámara Argentina de Software (CESSI). Algo similar ocurre con la industria de realidad virtual, que viene dando sus primeros pasos en nuestro país y apunta a dar el salto de calidad este año, con la generación de contenidos propios para una tecnología que cada vez es más accesible. Este contexto, sumado a las políticas impulsadas por la Ciudad para potenciar a las industrias tecnológicas –como el programa Codo a Codo, IncuBA Tech o las becas para financiar carreras afines-, ofrece un buen panorama para consolidar el Distrito Tecnológico.

Creado en 2007 como punta de lanza de una política de la Ciudad para desarrollar el Sur y, a la vez, potenciar industrias estratégicas, este distrito sigue sumando empresas y aumentando la actividad comercial y recreativa de Parque Patricios y Pompeya. Hoy, compañías líderes como Mercado Libre, IPLAN, TMF y Tata forman parte de este ecosistema –a la fecha, con 260 empresas radicadas- y contribuyen a la profunda transformación de la zona.

Por un lado, la instalación de estas empresas aumentó el movimiento zonal, potenció la expansión comercial y la llegada de nuevas marcas. La mudanza de la sede principal del Gobierno de la Ciudad, en diciembre de 2015, fue otro de los factores que contribuyó a que cientos de personas comenzaran a movilizarse día a día hasta Parque Patricios.

Además, esa radicación impulsó la construcción e instalación de oficinas de alta gama, que requiere la articulación de diferentes actores como empresas, cámaras, universidades, desarrolladores, comerciantes y la comunidad. En esa línea, uno de los grandes desafíos para 2017 es fortalecer la interrelación entre las partes, generando externalidades positivas que permitan llevar al distrito a una segunda etapa de desarrollo. El objetivo es generar un intercambio de conocimiento entre los distintos actores, haciendo foco en las necesidades y los aportes de cada uno para conseguir un desarrollo sostenible del ecosistema.


“Queremos convertir al Distrito Tecnológico en el hub de innovación de América Latina y eso se logra articulando la inversión privada con las universidades y los incentivos públicos. En ese sentido, buscamos potenciar la comunicación del Distrito: que todos los vecinos lo conozcan y, a su vez, trabajar junto a las empresas que forman parte”, destacó Pablo Giampieri, subsecretario de Desarrollo Económico de la Ciudad.


Incentivos para empresas

Entre las empresas comprendidas por el Distrito Tecnológico se encuentran compañías de hardware, software, BPO, ingeniería, incubadoras, e-commerce, robótica, educación, nanotecnología, biotecnología, domótica e impresiones 3D. Todas ellas acceden a beneficios en Ingresos Brutos, ABL, sellos, delineación, construcción y áridos, construcciones bioclimáticas y certificación ISO 9001.

A su vez, como parte se brindan líneas de crédito del Banco Ciudad con tasas preferenciales para la compra de inmueble, obras civiles, construcciones y acondicionamiento, compra de bienes de capital nuevos y capital de trabajo.



Gentileza: Telam




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno