Aplican inteligencia artificial para reducir el estrés al volante

El sistema desarrollado por Jaguar Land Rover utiliza una cámara, situada dentro del automóvil, que analiza el estado de ánimo del conductor mediante sensores biométricos que analizan las expresiones faciales y modifica los ajustes del habitáculo para que se sienta más cómodo, llegando a aprender los gustos del conductor.

La cámara analiza los gestos del conductor y puede modificar algunos parámetros del habitáculo para que esté cómodo.


Escuchar la noticias



Una cámara situada tras el volante observa constantemente al conductor y los sensores biométricos se encargan de analizar el estado de ánimo, actuando sobre determinados de la configuración del habitáculo (calefacción, sistema multimedia, ventilación, aire acondicionado o iluminación ambiental). Los datos del estado de ánimo se obtienen mediante las expresiones faciales, de tal manera que el sistema es capaz de detectar el grado de estrés, ya que la compañía automovilística británica ha comprobado a través de estudios que un 74% de la población se siente estresada o abrumada cada día.

El empleo de la Inteligencia Artificial es determinante para la detección del estado de ánimo, y permite un rápido aprendizaje del comportamiento del usuario y sus preferencias, pudiendo personalizar todavía más los ajustes con el paso del tiempo. El sistema podría llegar a cambiar la iluminación ambiental a colores más relajantes si detecta que el conductor está sufriendo estrés, seleccionar listas de reproducción musicales acordes con el estado de ánimo o bajar la temperatura de la climatización si detecta signos de cansancio como bostezos o falta de atención al volante.

Esta misma tecnología también se está probando en los pasajeros de los asientos traseros mediante la instalación de cámaras en el habitáculo que pueden intervenir en la configuración del espacio interior, atenuando la iluminación si detecta cansancio, oscureciendo las ventanillas o subiendo la temperatura de la zona trasera para que los pasajeros puedan descansar de un modo más confortable.

El nuevo sistema de detección del estado de ánimo forma parte de un conjunto de tecnologías que Jaguar Land Rover está estudiando dentro de su concepto de ‘santuario de paz’ para mejorar la experiencia de conducción. El fabricante tienen intención de crear una sensación, como de santuario, dentro de cada uno de sus vehículos de lujo, por lo que se está probando una amplia gama de funciones orientadas al bienestar del conductor y de los pasajeros para garantizar el máximo confort de los ocupantes mientras el conductor se mantiene plenamente consciente, permanece atento y tiene todo bajo control.



Gentileza: José A. Prados | La Razón




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno