Córdoba comenzó a producir en serie su primer automóvil eléctrico
Pensado, desarrollado y fabricado íntegramente en el país, esta diseñado para trasladarse en ciudades. Puede transportar cuatro personas, dos adulto y dos niños. Sus baterías de litio pueden ser cargadas en seis horas con una autonomía de 150 kilómetros y presenta detalles de confort nada como para un vehículo de su clase.
Video del vehículo en su etapa experimental y sin su actual presentación.


Comenzó a fabricarse en Córdoba el Volt e1, primer City Car 100% eléctrico pensado y fabricado en el país, un pequeño vehículo pensado para la movilidad urbana y equipado con tecnología para el confort y la seguridad. Por su tamaño y prestaciones se ubica en un segmento diferente al Sero Electric, que se esta fabricando en Morón, que se lleva el título de ser el primer vehículo eléctrico argentino de cuatro ruedas (aunque tiene sólo dos plazas), aunque todavía quedan algunas incógnitas por develar.

Tiene tres puertas, cuatro ruedas y un enchufe para cargarlo desde el hogar a un tomacorriente de 220 V. Está pensado para llevar a dos adultos y dos niños de hasta 12 años en su parte trasera (el asiento trasero tiene enganches Isofix para butacas infantiles), un baúl con capacidad para 300 litros de carga, y gastos de mantenimiento y de uso que, según su fabricante, son un 90% menores que los de un vehículo tradicional. Con cero emisiones de gases gracias a su motor eléctrico, y una velocidad máxima -limitada electrónicamente- de 110 km/h, promete ser una gran opción para andar por las ciudades argentinas.

El Volt e1, que acaba de ser presentado en sociedad, tiene poco del auto tradicional que solemos ver en las calles argentinas, porque está pensando desde una empresa tecnológica, así que está más cerca de un dispositivo derivado de la internet de las cosas que de una fábrica de automotores.

Su tecnología, desarrollada en Córdoba, se despliega tanto en el confort como en los materiales utilizados para la construcción del monocasco: fibra de carbono, kevlar y resinas modificadas para hacerlo resistente y liviano. Sin embargo, a simple vista, el modelo de pre-venta aún tiene algunos detalles de terminación que mejorar, y datos que aún se desconocen: características técnicas de la batería y especificaciones de los tantos detalles que incluye este modelo, como la promesa de que el manual del conductor estará disponible a través de una aplicación de realidad aumentada.


Todo vía Wi-Fi

Todo en el auto se puede manejar desde una aplicación en el celular. El desbloqueo de las puertas, el control de las ventanillas, las luces, la localización de la unidad, nivel de batería, encendido remoto o estado general, hasta las actualizaciones operativas que vaya recibiendo el modelo con el paso del tiempo. Al costado del tablero tiene una pantalla táctil de 16 pulgadas con Android 7.1 para controlar parámetros varios del auto.

El tablero del Volt e1, está diseñado y fabricado en Córdoba; saldrá de la fábrica en abril de 2019.


Tiene botón de emergencia, cámaras de estacionamiento 360º con efecto "vuelo de pájaro" que unifica diferentes imágenes y las presenta con una sola vista como si estuviéramos mirando el andar desde un drone, y sensores de proximidad y asistente de estacionamiento, entre otras funciones.

Entre las diferentes tecnologías de frenadas incluye la regenerativa -que permite convertir una parte de la energía cinética del vehículo al frenar en energía eléctrica para la batería-, manejo con un solo pedal, airbag, tecnología de protección de impactos (AIP), luces LED en posición y de giro, y faros bi-xenon y la posibilidad de proyectar los datos de los instrumentos del auto en el parabrisas, para no desviar la vista del volante.

Sus baterías de litio pueden ser cargadas en seis horas con una autonomía de 150 kilómetros, aunque se le puede agregar otra y duplicarse a 300 km. La carga rápida, en cambio, permite en sólo 30 minutos completar un 80% de su capacidad, pero sólo será posible a través de un super cargador. La velocidad máxima es de 110 kilómetros por hora.

Con respecto al consumo eléctrico, la cuenta que hace la compañía es: 100 kilómetros de andar al precio de una taza de café. Una económica, porque la calcularon a cuarenta pesos. Es que, teniendo en cuenta gastos anuales, el costo de operación y mantenimiento es 10 veces menor a un vehículo convencional, según Volt. La eficiencia calculada en costos de operación es que un auto tradicional consume 6600 pesos de nafta si circula 1500 km/mes (50 KM por día) pero este modelo sólo gasta 600 pesos. Entonces, el ahorro anual incluye $72.000 menos de gastos de operación, $33.000 menos de mantenimiento y $22.000 de incentivos fiscales: 127.000 pesos en total. No sabemos, no obstante, qué motor tiene: es un secreto guardado hasta que comience a circular por las calles.

El modelo pesa 550 kilogramos y puede transportar hasta 300 kg de carga, a un precio de 750.000 pesos. Los primeros 100 vehículos tendrán una bonificación en el precio de 80.000 pesos. El auto estará en la calle en abril del año próximo. Todavía falta conocer más detalles del auto que la compañía no quiso develar, verlo rodar por las calles y que salgan a la luz los test drive para ver qué tal es su andar. Habrá que esperar a 2019 para ver la fuerza de la idea de Volt y si llegan, en un año, a su objetivo de 3000 unidades fabricadas.

La compañía prepara un segundo modelo, tipo utilitario, llamado Volt w1, con espacio para un solo pasajero, y pensado para transportar cargas, envíos dentro de una ciudad, etcétera.


El Silicon Valley de Córdoba

Volt Motors existe como tal desde 2015, aunque sus ingenieros y mentores vienen desde hace tiempo trabajando en diferentes proyectos de impacto social, económico y ambiental y ahora dan un paso más allá con el City Car 100% eléctrico. Gracias a la licencia otorgada por el Ministerio de Producción de la Nación finalizaron su plan de desarrollo de ingeniería y producción de las primeras unidades y podrán homologar, fabricar y patentar a partir de este año.

Trabajan con diferentes socios que ofrecen, por ejemplo, un seguro digital. "El auto sale asegurado de fábrica con eZurich seguros, que es digital y tiene diferentes beneficios para el usuario como un auto sustituto, entre otros. También con SOS, que propone una experiencia diferente para que los usuarios puedan llamar al auxilio mecánico desde un botón incorporado", explica el CEO de Volt, Daniel Parodi.

La idea Volt Motors es instalar, en un plazo de cinco años, células productivas y comerciales en Buenos Aires y en las regiones Centro, Cuyo, NOA, NEA y Patagonia. También, expandirse hacia países limítrofes, con una inversión inicial que alcanza los 200 millones de pesos y se calcula que, en la primera etapa, podrán crearse alrededor de 500 empleos directos.

Los modelos que vayan saliendo se venderán online, sin intermediarios. A medida que crezca el negocio, se irán instalando las tiendas, como ellos los llaman. La primera está ubicada en Ciudad Empresaria, un polo tecnológico también erigido por el CEO de la empresa, adonde conviven las sedes cordobesas de Intel, McAfee, Hewlett Packard, Mercado Libre y Trane, entre otras. Este Silicon Valley serrano no desentona con Volt Motors. Aquí está ubicada su fábrica en el que ensamblaran los modelos, con componentes nacionales e importados en igual proporción.

Algunos medios cordobesses llaman a su creador, Parodi, el Elon Musk local. Es que este ingeniero nacido en la ciudad de Córdoba viene hace años desarrollando innovación local. Entre sus proyectos se destacaron la fabricación de misiles, algo truncado, pero que fue lo que dio vida a la idea del auto eléctrico con el mismo leit motiv que la industria espacial: minimizar el peso para maximizar la carga útil. Así nació este automóvil pensado para un entorno urbano, ligero, eficiente y con bajos costos de mantenimiento.








Gentileza: Irina Sternik | La Nación




Noticias relacionadas

Noticias relacionadas