¿Como es la “Bestia II”? la poderosa limusina presidencial
La versión dos del reciente automóvil del presidente de Estados Unidos, una limusina construida por General Motors con el logo de Cadillac, obtuvo el primer rediseño importante desde 2009, está valorada en 1,5 millones de dólares, y aunque luce como un sedán, en realidad es un vehículo blindado.
En su interior el auto más seguro del mundo incluso guarda una reserva con sangre para ser usada en el mandatario en caso de emergencia.


Su nombre oficial es Cadillac One y se trata en realidad de una evolución del modelo utilizado por su antecesor, Barack Obama. Este modelo híbrido, tiene la silueta de un Cadillac CT6 –el auto estrella de la marca americana–, la robustez de un "todoterreno" y las dimensiones de una limusina (casi 6 metros).

Se estima que el desarrollo de la 'Bestia II' costó cerca de 15 millones de dólares. Ya están listas dos unidades, pero podrían llegar a construirse hasta 12 vehículos.

En cuanto a seguridad la Bestia II es capaz de repeler hasta ataques químicos, ya que está totalmente sellada adentro, con puertas que miden 20 cm de grosor y pesan lo mismo que las de un avión de pasajeros de gran tamaño.

Su blindaje es de tipo militar, de 12,7 centímetros de espesor, con llantas que no se pinchan. Pueden ir en ella hasta 7 personas, y adentro el lujo es norma, ya que todas sus sillas son reclinables de manera individual.

En caso de ataques, su habitáculo cuenta con un sistema de sellado que lo blinda, y solo los miembros del servicio secreto pueden acceder a él, es decir volver a abrir las puertas. Está construida con materiales como el acero, el titanio y la cerámica, e involucra complejos sistemas de radares y cámaras de visión nocturna. Además viene con equipos de extinción de incendios, mientras en el piso una gruesa placa de acero protege las partes bajas de la limusina.

En caso que el mandatario resulte herido tiene espacio para un completo botiquín que incluye sangre del tipo del Presidente más poderoso del mundo, y otros aparatos para reanimación y suministro de oxígeno.











Gentileza: El Nacional




Noticias relacionadas

Noticias relacionadas