Vision Urbanetic: el proyecto de movilidad autónoma inteligente de Mercedes
Mercedes sueña con un sistema de movilidad inteligente que se desplace hacia donde se le necesite. Este vehículo concept busca cubrir las demandas de transporte en un entorno urbano. Integra una infraestructura de hardware y software que analiza la oferta y la demanda en tiempo real.
Mercedes Vision Urbanetic First Look: Taxi parcial, furgoneta de reparto parcial en CES 2019.


Hace unos meses Mercedes-Benz presentó en sociedad su visión de futuro con el Mercedes-Benz Vision URBANETIC, un concepto de coche eléctrico, autónomo y modular. Aprovechando el CES de Las Vegas, Mercedes Vans ha querido ahondar en esta visión desde un punto de vista colectivo.

Su concept Vision URBANETIC permite el transporte de personas y mercancías, cuenta con un sistema de aprendizaje integrado en una infraestructura de Inteligencia Artificial y está diseñado para acudir hacia donde se detecte un mayor grupo de gente.


Movilidad inteligente que se mueve hacia la demanda

La función de este concept es cubrir las demandas de transporte en un entorno urbano. Integra una infraestructura de hardware y software que analiza la oferta y la demanda en tiempo real. El resultado esperado es una flota autónoma cuyas rutas se planifican de manera flexible y eficiente sobre la base de las necesidades de transporte actuales.

Usando varios sistemas de cámaras y sensores, el vehículo percibe su entorno en su totalidad y "se comunica activamente con él", asegura Daimler. Los peatones que cruzan la calle frente a él son informados por una pantalla de gran formato ubicada en la parte delantera del vehículo a través de animaciones especiales, de forma que saben qué va a hacer el vehículo a continuación.

La puerta lateral también actúa como una pantalla activa y varios cientos de unidades de luz indican a las personas que se acercan que han sido reconocidas: sus contornos se muestran esquemáticamente en la superficie exterior.

Gracias a la infraestructura que vislumbra el fabricante alemán, la evaluación de la información local y el control inteligente, el sistema no solo puede analizar los requisitos actuales, sino también aprender de ellos, por lo que promete ser capaz de anticipar y responder a las necesidades futuras.

Este proceso se puede optimizar, reduciendo los tiempos de espera en el tráfico local de pasajeros o evitando los atascos. Por ejemplo, todo el sistema puede reconocer a un gran grupo de personas en un área específica a través de la grabación de datos en un Centro de Control de Vehículos, de esta forma, se pueden enviar vehículos para atender una mayor demanda, como en estadios de fútbol o eventos culturales. Una visión muy idílica del transporte que estamos lejos de ver.






Gentileza: Victoria Fuentes | Motorpasión




Noticias relacionadas

Noticias relacionadas