Tesla asegura que sus autos tendrán conducción autónoma en 2020

Elon Musk, el fundador de la marca de modelos eléctricos más famosa del mundo, durante una entrevista que le dio a ARK Invest aseguró que “el año que viene podremos dormir mientras el auto se maneja solo”. Habrá que esperar un año para ver si el Tesla podrá conducir sin intervenir en ningún momento del piloto.

Nav en piloto automático en carretera moderadamente pesada en LA.


Gran parte de la industria automotriz está trabajando desde hace años en la evolución de los sistemas de conducción autónoma para que en el futuro los vehículos se manejen solos, sin la necesidad de intervención de algún humano.

Pero si bien pronósticos optimistas hablaban de 2025 como el año en el que los desarrollos estarán aptos para funcionar, el controversial Elon Musk augura que ya el año que viene esa función ya estará disponible.

El fundador de Tesla, la marca de modelos eléctricos más famosa del mundo, aseguró que para 2020, los usuarios de sus autos podrán "hasta de dormir en el asiento del conductor mientras el vehículo te lleva del estacionamiento hacia donde quieras", de acuerdo con la entrevista que le dio a ARK Invest.

No se trata de las primeras declaraciones en las que Musk se expresa avizorando la conducción autónoma en un futuro cercano. En 2014 había prometido que en 2015 su compañía iba a ofrecer un sistema que haría autónomo al 90 % un vehículo.

Esa promesa fue pospuesta por los retrasos que tuvo la compañía con el desarrollo del Model 3, el modelo más accesible que tiene Tesla (cuesta unos 37 mil dólares en los Estados Unidos).

De todos modos, Tesla terminó presentando el Autopilot, un sistema semiautónomo que funciona como un dispositivo de asistencia a la conducción y no como lo utiliza mucha gente actualmente, que le entrega el control total del vehículo.

Y si bien hay pruebas que han demostrado al efectividad de este sistema, también es cierto que pesan sobre él dos accidentes mortales en los Estados Unidos, en el que los conductores le entregaron el control total de la conducción y terminaron en choques que les costaron la vida.

Más allá de los fabricantes de autos tradicionales, hay otras empresas que avanzan en los sistemas de conducción autónoma. Probablemente el más conocido de todos sea Waymo, una subsidiaria de Google que ha empezado a ofrecer servicios de taxis autónomos en el estado de Arizona.

Pero todavía ese servicio funciona de modo experimental y aunque los vehículos se conducen solos, llevan un conductor detrás del volante por cualquier eventualidad.

Habrá que esperar al año que viene para ver si se cumple el vaticinio de Musk, de hacer un viaje de inicio a fin, sentados en el puesto de manejo, pero sin intervenir en ningún momento y dejarle toda la responsabilidad a un software.





Gentileza: Clarín




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno