Un estudio apunta que los madrugadores tienen más sexo, ganan más y tienen mejor sueño

Si eres una persona de familia, amigable, te gusta cocinar y crees en el amor a primera vista, seguramente eres un madrugador. Al contrario, si eres un eterno vividor, sarcástico, te gusta leer y navegar en Instagram, es más probable que seas un trasnochador. Pero no solo eso...

Un estudio revela el secreto para tener más sexo, dinero y dormir mejor.


Un estudio publicado por Sleepopolis en vísperas del Día Internacional del Sueño, celebrado el 15 de marzo, reveló algunas diferencias interesantes entre los que se quedan despiertos hasta tarde y los que se levantan temprano. La encuesta se realizó sobre 2.000 personas, dividida equitativamente entre madrugadores y trasnochadores.

El relevamiento encontró que los que se despiertan muy temprano tienen, por ejemplo, más relaciones sexuales por semana en promedio que sus contrapartes nocturnas: tres veces para los madrugadores contra solo dos para los trasnochadores. Además, se descubrió que la gente que prefiere los hábitos nocturnos son más tímidos y sarcásticos, más propensos a usar Instagram y a creer en fantasmas. También son más propensos a ser solteros, mientras que los madrugadores se enamoran más rápido, se casan y tienen hijos.

Como dato curioso, se encontró una diferencia de género que marco los hábitos de dormir: los hombres tenían más probabilidades de ser madrugadores, mientras que las mujeres se identificaron más como trasnochadores.

De acuerdo a esta encuesta se descubrió que aquellos que se levantan, incluso antes de la salida del sol, ganan más dinero y tenían más probabilidades de trabajar en una oficina aunque, sorprendentemente, también tenían más probabilidades de informar que siempre llegaban tarde al trabajo. También eran más propensos a tener lindos sueños y recordarlos mejor al despertar.

Todo esto hizo que los madrugadores fueran un 10% más propenso a identificarse como personad felices en general. ¡Un buen estímulo para acostarse y levantarse más temprano!

Para los que quieran pasarse al bando de los madrugadores, Sputnik ha recopilado seis simples pasos para un sueño formidable:


1. Manten una rutina regular

Tu reloj biológico es fácilmente adaptable. Si mantienes una rutina regular por unos días, rápidamente fortalecerás tu vínculo entre la necesidad de dormirse y despertar a una hora.


2. Haz de tu sueño una prioridad

Sabrás si tu cuerpo ha descansado lo necesario si te despiertas renovado y lleno de energía para hacer frente al día. Si este no es el caso, pues haz del sueño una de las prioridades de su vida. Trata de ir a la cama 30 minutos más temprano y verás como sube tu eficiencia durante el día.


3. Sé activo durante el día

La actividad física durante el día aumenta naturalmente tu deseo de dormir por la noche. Las personas que hacen ejercicios regularmente reportan un sueño más profundo y, por lo tanto, más refrescante. Estar activo a la luz del día también ayuda a sincronizar su reloj biológico y mejorar la calidad de tu sueño nocturno.


4. Prepara tu mente para un buen sueño

Uno de los mayores desafíos a la hora de dormir es mantener la mente ocupada. Trata de dejar a un lado los pensamientos. Olvídate de que "la almohada es un buen consejero", el Sol de la mañana lo es mucho mejor.


5. Controla los estimulantes

El consumo de cafeína, nicotina, azúcar y alcohol se ha hecho muy común en el mundo moderno. Muchos de estos son utilizados para combatir la sensación de cansancio y aumentar la atención durante el día, pero a la hora de dormir estos le harán un mal juego. Intenta reducir su consumo paulatinamente mientras se acerca la tarde. En lo ideal, hasta deshacerse de estos por completo.


6. Consume calmantes

Desafortunadamente, el insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Si ha cumplido con todos los consejos que le brindamos y estos no le ofrecen el resultado esperado, acuda a un especialista y este le brindará la receta para un sueño confortable. Trata de evitar el consumo de sustancias sin la prescripción médica.

Algunas personas consumen valeriana, lavanda o manzanilla para ayudarles a sentirse más relajado antes de acostarse. El magnesio o la melatonina son neurotransmisores que les ayudarán a sentirse mejor a la hora de ir a la cama.



Gentileza: Sputnik Mundo




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno