Un multitudinario estudio busca saber como afecta el excesivo
uso del celular en los niños
La ambiciosa investigación hará un seguimiento a más de 11 mil niños, que actualmente tienen entre 9 y 10 años, durante 10 años. En este estudios buscarán saber cómo afecta el uso de las nuevas tecnología en el cerebro de los más pequeños, así como su desarrollo emocional y salud mental.
Si tienes hijos, lo mejor es que no les compres un celular a tus si aún es menor de 12 años, las razones.


Los Institutos Nacionales de Salud, un grupo que tiene sus oficinas centrales en Maryland, Estados Unidos, lanzaron el estudio más ambicioso sobre el desarrollo del cerebro en los jóvenes de la historia.

Los científicos quieren saber cómo afecta el uso del celular, la computadora y las tablets en la estructura física del cerebro de los niños, así como su desarrollo emocional y salud mental. Los resultados preliminares determinaron que las pantallas podrían causar daños cerebrales si usan por más de dos horas seguidas.

Aún no puede confirmar por completo los daños porque el estudio recién comienza: durante la próxima década harán un seguimiento a más de 11 mil niños, que actualmente tienen entre 9 y 10 años, a medida que crecen alrededor de las pantallas. Otro de los objetivos del estudio es determinar si las pantallas tienen un carácter adictivo en ellos.

"Podremos ver no solo cuánto tiempo están gastando en las pantallas, sino también cómo lo perciben, cómo los afecta y cuáles son algunos de los resultados. Y eso nos llevará a la pregunta de si hay adicción o no", dijo Gaya Dowling, uno de los autores del estudio, en una entrevista con 60 Minutos.

En 21 sitios de todo el país, los científicos ya comenzaron a entrevistar a los chicos y escanearon sus cerebros. Gastarán alrededor de 300 millones de dólares en este estudio.

Aunque los investigadores recién están comenzando, los primeros resultados arrojaron que los menores que tienen más de dos horas de tiempo de pantalla al día obtienen calificaciones más bajas en los exámenes centrados en las habilidades de pensamiento y lenguaje.

De acuerdo con el doctor Dimitri Christakis, el autor principal de la guía de tiempo de pantalla más reciente de la Academia Americana de Pediatría, estos efectos negativos ocurren porque los chicos no saben cómo traducir las habilidades bidimensionales aprendidas en un aparato tecnológico a la vida real.

Las nuevas pautas del estudio de Christakis enfatizan la importancia de la comunicación cara a cara y sugieren a los padres que eviten el tiempo de uso para niños pequeños entre las edades de 18 y 24 meses, con la excepción de las videollamadas. Las pautas también sugieren que los padres acompañen a los niños pequeños cuando están utilizando los aparatos.

Desde que la tecnología comenzó a pisar fuerte en la vida cotidiana de la población global, ya son varios los estudios que se realizaron respecto a los daños que podría causar en los más chicos. Por ejemplo, una investigación publicada por la revista británica The Lancet Child and Adolescent Health evaluó cómo impacta la alta exposición a pantallas en niños de entre 8 y 11 años.

Los investigadores llegaron a las misma conclusión: los niños que pasan más de dos horas al día frente a las pantallas tienen menos capacidades cognitivas que los que están menos expuestos a ellas.

Ahora, este nuevo estudio, lo que plantea son los daños a largo plazo, que se sabrán recién dentro de 10 años.







Gentileza: Clarín




Noticias relacionadas

Noticias relacionadas