¿Cuánto cuesta realmente cargar un coche eléctrico?

El precio, la autonomía y la vida útil de las baterías de los coches eléctricos aún frenan a muchos usuarios a dar el gran paso hacia una movilidad más ecológica. Recorrer unos 100 kilómetros con un coche eléctrico no nos va a costar más de dos euros. Aunque siempre dependerá del tipo de recarga, el precio de la luz o la capacidad de la batería.

Cada vez son más las marcas que apuestan por la electrificación de sus vehículos.


Escuchar la noticia



Muchas ciudades han empezado a restringir la circulación de vehículos según el grado de emisiones que producen y a fijar una fecha para que la prohibición total de los vehículos diésel y de gasolina se haga efectiva. La contaminación producida por el sector del motor preocupa, por eso durante los últimos años se han impulsado nuevas formas de movilidad que buscan reducir las emisiones y acabar con la dependencia de recursos no renovables.

En este sentido, cada vez son más las marcas que apuestan por la electrificación de sus vehículos. Sin embargo, el gran abanico de posibilidades y de cambios han dibujado un escenario de incertidumbre entre los conductores, sobre todo porque cuestiones como el precio, la autonomía y la vida útil de las baterías de los coches eléctricos aún frenan a muchos usuarios a dar el gran paso hacia una movilidad más ecológica.

De todas formas si has decido cambiar tu vehículo y te estás planteando dejar atrás los combustibles fósiles, te interesará saber cuánto cuesta realmente cargar un coche eléctrico. La compañía eléctrica Lucera, con motivo de la semana de la movilidad, ha realizado un análisis sobre cuánto puede costar este tipo de carga, qué consideraciones es necesario tener en cuenta y cuántas opciones de recarga hay actualmente.

"El coche eléctrico se ha posicionado como el medio de transporte ideal para lograr un cambio radical en la relación de la sociedad con el medioambiente, pero para ello también es importante que en las cargas se utilice energía procedente de fuentes renovables, como la que ofrece Lucera, empresa pionera en ofrecer luz a precio de coste", señala Emilio Bravo, CEO de Lucera.

La compañía destaca que la recarga de la batería del coche eléctrico medio para recorrer unos 100km no cuesta más de dos euros en términos generales. No obstante, el tipo de batería, la capacidad y las variaciones en el precio de la luz pueden ser factores que modifiquen el precio. Asimismo, puntualiza que el importe también puede variar según el tipo de recarga que el usuario desee hacer, ya que puede ser normal (5-8 horas), semi-rápida (1,5-3 horas) o rápida (5 a 30 minutos). A medida que el tiempo de recarga disminuye será necesaria mayor potencia e intensidad de carga, lo que encarece la cifra.

El tipo de batería, la capacidad y las variaciones en el precio de la luz pueden ser factores que modifiquen el precio.


De todas formas, antes de pensar en el coste si te has decidido por la movilidad eléctrica deberás pensar si prefieres instalar un punto de carga en casa o utilizar electrolineras. A medida que el mercado eléctrico crece, los fabricantes ofrecen más soluciones para la carga de estos vehículos, sobre todo a nivel particular. Es cierto que si vives en una vivienda unifamiliar lo tendrás más fácil que si debes ubicarlo en un edificio comunitario pero en ambos casos los requisitos técnicos para instalarlos se recogen en la guía ITC-BT-52 para instalaciones a baja tensión, según aclara la Red Eléctrica de España.

En el caso de que quieras instalar el punto de carga en un garaje comunitario lo primero será comunicar la instalación a la comunidad. El artítuclo 17,5 de la actual Ley de Propiedad horizontal, aclara que se debe comunicar la instalación del punto a la comunidad a través de un escrito al presidente y al administrador. No hace falta la aprobación por parte de los vecinos ya que es el usuario quién pagará la energía. De todas formas es aconsejable guardar una copia de documento con su fecha, sello y/o firma en la que se aclare la fecha y el pacto para la instalación.

La Generalitat indica que al comunicarlo, se puede proponer una preinstalación común a todo el parking para futuros vecinos que quieran adquirir un vehículo eléctrico y proponer un reparto económico de los costes de esta instalación. En el caso de que más vecinos se unan a la propuesta, los administradores de fincas recomiendan que todos los propietarios sigan los mismos criterios para la instalación, eso evitará posible problemas.

Antes de tomar decisiones, es recomendable dirigirse al concesionario donde se ha adquirido el vehículo eléctrico donde nos aconsejaran qué tipo de recarga, potencia e instalación es más adecuada. La empresa especializada, o el operador de movilidad que se encargue de llevar a cabo la instalación, valorará qué lugar es mejor para colocarlo.

Asimismo, también hay la opción de decidir si queremos un punto en propiedad o bien un punto en alquiler, gestionado por un operador de movilidad.

Lucera señala que si la instalación es en casa la recarga dependerá de la tarifa contratada que tenga el usuario y el porcentaje de la batería que desea cargar. Asimismo, añade que es posible que, dependiendo de la tarifa, sea necesario realizar un cambio en el contrato, debido a la evolución del tamaño de las baterías en el último tiempo.

Muchos fabricantes pretenden que los usuarios vean el coche eléctrico como una alternativa viable en un futuro.


Las compañías eléctricas disponen de una tarifa pensada para los coches eléctricos llamada Tarifa 2.0 DHS, pero los consumidores deben tener en cuenta que los precios se establecen a cada hora dependiendo de la demanda en cada franja horaria. El uso de esta tarifa permite un ahorro de dinero al recargar el coche en las horas en las que haya menor demanda de energía, que suele ser por la noche", explica Lucera.

Si prefieres la carga en electrolineras debes saber que, por norma general, hacerlo fuera de casa suele ser más caro. Sin embargo, ya existen un número de electrolineras y puntos de recarga distribuidos en distintas áreas de la ciudad que suelen ser gratuitos, pero aún son escasos. Aunque si siguen adelante los planes del Gobierno el número se incrementará significativamente.

"El coche eléctrico ya es una realidad y los usuarios son cada vez más conscientes de su impacto en la movilidad sostenible. El reto de cara a los próximos años es reducir las velocidades de carga y aumentar la cantidad de puntos de recarga, con el objetivo de mejorar su disponibilidad. En Lucera estamos convencidos de que el coche eléctrico es el medio de transporte del futuro por su carácter sostenible y respetuoso con el medio ambiente", comenta Emilio Bravo.



Gentileza: La Vanguardia




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno