Turistas espaciales: la carrera espacial de los millonarios galácticos

La NASA permitirá los viajes turísticos a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) a partir de 2020, según informó la agencia espacial estadounidense, abrirá la estación en órbita a la llegada de turistas y otros actividades comerciales. Un multimillonario japonés seleccionado para ser el primer turista en viajar a la Luna. ¿Cuánto costará?

El costo por noche de hacer el viaje a la Estación Espacial Internacional sería de unos 35.000 dólares.


Escuchar la noticia



Lograr ser un astronauta de la NASA es muchísimo más difícil que ser admitido en universidades demandantes como Harvard: de las miles de personas que postulan con la esperanza de hacer caminatas espaciales, la NASA apenas acepta un puñado.

Pero ahora las personas ordinarias —bueno, las personas ordinarias con decenas de millones de dólares disponibles— pueden pagar para salir a órbita.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) anunció este 7 de junio que, por primera vez, permitirá que los ciudadanos civiles visiten la Estación Espacial Internacional, el único lugar fuera de nuestro planeta donde viven humanos.

La NASA no está vendiendo directamente vacaciones espaciales, sino que permitirá que empresas comerciales administren los viajes. La agencia estadounidense planea cobrar unos 35.000 dólares por noche a esas compañías por el uso de las instalaciones de la estación, incluidos el aire y el agua.

Las empresas de turismo cobrarían mucho más para costear el vuelo espacial de ida y de regreso, así como para tener un margen de ganancia.

Bigelow Aerospace, con sede en el norte de Las Vegas, ya reservó cuatro despegues camino a la estación. La empresa utilizará naves SpaceX, la empresa dirigida por Elon Musk, para enviar a los astronautas privados. Cada vuelo tendrá cuatro asientos.

Axiom Space, con sede en Houston, también está coordinando vuelos y espera despegar por primera vez en 2020.

En la década de los 2000 siete ciudadanos privados pudieron visitar la EEI, pero esos viajes fueron administrados por la agencia espacial rusa, que opera la mitad de la estación. En ese momento la NASA dijo que no estaba interesada en hacer algo así.

El anuncio del 7 de junio es parte de varias nuevas políticas que permitirían a las empresas a aprovechar la estación espacial para fines de actividad comercial. Pero todavía hay límites en cuanto a lo que los astronautas de la NASA pueden hacer. Por ejemplo: se les permitiría grabar un anuncio comercial en el espacio, pero no promocionar como voceros o dar su respaldo explícito a un producto.

NASA también anunció que pedirá propuestas este junio para agregar un módulo comercial a la estación espacial y que planea seleccionar cuál proyecto es el ganador para finales del año.



Gentileza: The New York Time


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno